.

.

sábado, 16 de noviembre de 2013

LAS LAVANDERAS DE HORTA

Si hay dos oficios completamente perdidos son los de lavandera y aguador, hombres que llevaban en cántaros el agua para que las mujeres lavaran en casa o tuviesen agua para beber y guisar, aunque también eran muchas la mujeres que ellas mismas iban a buscar el agua para esos menesteres. Duro y doble trabajo para ellas.

En la Barcelona burguesa de finales del XIX y principio del siglo pasado, las lavanderas abundaban pero las más solicitadas eran las que llegaban desde Horta a pie o con sus carros,  y al grito de "ropa para lavar" recogían las prendas, las cargaban en sus canastos, los metían en el carromato o en los fardos que cruzaban al cuerpo y para casa a lavar. Al día siguiente, de vuelta y a recoger más. No olvidemos que la distancia de Horta al Ensanche era y es de 7 Km., lo que nos hace imaginar la dura labor de las que recorrían el camino a pie, que eran la gran mayoría.

¿Por qué precisamente las de Horta estaban tan solicitadas por la burguesía catalana?... Pues porque Horta disponía de grandes manantiales, el agua era más pura y dejaba la ropa más suave.

Como recuerdo, de las labores de todo un pueblo, ha llegado hasta nuestros días la calle Lavandería y parte de la calle Aiguafreda (fotos en color) del Barrio de Horta, un reducto y recuerdo del pasado donde todas las casas disponen de pozo y lavadero al aire libre. Calles que no fueron engullidas por la nueva urbanización de la ciudad y donde las sencillas casas de entonces tienen, ahora, un sabor más que especial.

1889 - Lavanderas en Horta. Lavadero público.
 
1903 - Lavadero público, si se le puede llamar así, en  la actual Plaza de Las Glorias.
 
1912 - Lavando en el rio 'Rec Contal'.
Detrás, en construcción, la plaza de toros 'La Monumental'.
 
1916 - Inauguración desviación -canalización- del 'Rec Contal', mientras ellas seguían lavando.
 
1955 - Lavadero público en Montjuic. Detrás el Estadio Olímpico.
Para muchas, poco habían cambiado las cosas.