.

.

domingo, 1 de diciembre de 2013

AQUELLOS LOCOS Y SUS LOCOS...

A esta ciudad siempre le ha gustado mucho el olor a gasolina, por eso desde principios del siglo pasado empezó a organizar subidas a la Rabassada, al Puerto del Ordal, carreras de motos y coches en el Circuito de Pedralbes o por la costa hasta Mataró, de las que -un día- haré una entrada aparte, pero hoy quiero destacar las tonterías e inventos que llevaron a cabo aquellos locos barcelonins con sus locos cacharros.
 
La locura automovilística se destapó rápidamente y la burguesía catalana emprendió dos carreras al mismo tiempo y, ambas, a toda máquina: la primera, hacerse con el mejor coche para lucirlo por el Paseo de Gràcia y la segunda, construir la casa más impactante, por supuesto, en el Paseo de Gràcia o  lo más pegadita a él.
 
La vida de la clase alta de principios de 1900 había pasado de desarrollarse en Las Ramblas a vivirse plenamente en este paseo que, desde entonces hasta hoy, es el más importante de la ciudad; seguido de cerca por la Diagonal.
 
De esos años nos quedan estas curiosidades, 'inventos' o locuras:
 
Los señores Rómulo Bosch i Catarineu y Enrique Fabregat circulando por Horta y probando el coche que ellos mismos habían fabricado y al que le había colocado unas hélices de avión.
Corría el año 1903, lo que no sé es si el coche cogió más velocidad pero después de esta foto no aparecen más, luego el invento no debió funcionar.
 
Y este grupo de inventores que llegaron a la conclusión, exactamente en 1913, que un coche de madera con ruedas de madera era la solución para abaratar costes. Además de horroroso fue, lógicamente, otro fracaso.
 
Mientras estos lumbreras le iban dando al coco buscando ideas 'per fer negoci', otros se dedicaban al farde -además de a sus empresas y bancos- que en el fondo es lo que más les gustaba y para eso trabajaban.
 
 1908 - Concurso "Desfile de la Elegancia en el Automóvil" recorriendo el Paseo de Gracia
 
Mismo desfile pero en 1914 y en el Parque de la Ciutadella, bastante más serio, con bastantes más automóviles y todos en fila india.
 
En 1915, en Diagonal Paseo de Gracia, ya estaba todo completamente organizado. Tenían tribuna de autoridades o jurado, numeritos en los coches y banda de música. ¡Aquello ya iba en serio!
¿El premio?... Lo desconozco, pero como se celebraba en primavera, deduzcamos que era una banda y un ramo de flores.
 
Nota: La foto de arriba corresponde al primer coche que lució en el matrícula el distintivo de la provincia de Barcelona, era un Berleit de 1906 subiendo por Ramblas.