.

.

lunes, 2 de diciembre de 2013

PALAU GÜELL 1890-1900

El Palacio Güell  es un edificio diseñado por Antoni Gaudí y perfectamente enmarcado dentro de la corriente del modernismo catalán. Está situado en la calle Nou de la Rambla de Barcelona, cerca del puerto y del paseo marítimo de la ciudad.
 
Este palacio fue encargado a Gaudí por Eusebi Güell, quien sentía una gran admiración por el arquitecto y financió, posteriormente, varias de sus más conocidas obras. Gaudí puso todo su empeño en este palacio, ya que era su primer encargo de importancia; para ello contó con la colaboración de Francesc Berenguer, uno de sus más fieles ayudantes. La construcción se realizó entre los años 1884 y 1888.
 
Esta obra pertenece de lleno a la etapa orientalista de Gaudí (1883-1888), periodo en que el arquitecto realiza una serie de obras de marcado gusto oriental, inspiradas en el arte del Próximo Oriente, así como en el arte islámico hispánico, principalmente el mudéjar y nazarí. Gaudí emplea con gran profusión la decoración en azulejo cerámico, así como los arcos mitrales, cartelas de ladrillo visto y remates en forma de templete o cúpula.
 
En esta obra de Gaudí, ya se aprecian algunas soluciones arquitectónicas que más tarde se convertirían en un emblema barcelonés. Gaudí tenía 32 años cuando construyó el Palacio Güell y sus soluciones sorprendieron a Güell y a toda la sociedad barcelonesa.
 
El año 1883 fue muy importante en la vida de Antoni Gaudí, conoció a Eusebi Güell,  el empresario catalán que le encargó su palacio y primera obra importante y que tras ello que se convertiría en su mecenas y... a finales de ese mismo año fue contratado para construir la Sagrada Familia.
 
De su primera colaboración con Eusebi Güell queda la anécdota de cuando el señor Güell le dijo: “quiero una casa para vivir pero tambien quiero que sea mejor que el Palacio de mi cuñado”. Gaudí consiguió con creces el objetivo marcado.
 
Azotea
Entrada - 1890
Salón "de confianza"
Salón de los pasos perdidos
Capilla
Salón noble.

1895- Despacho del Conde.
 
Gaudí también diseñó buena parte del mobiliario del palacio, como los sofás y sillones del 'salón noble' o de 'los pasos perdidos'; y especialmente para Isabel Güell diseñó esta chaisse longue y este tocador -uno parecido se halla en la Casa Milá- que formaron parte de los aposentos de la Sra. Güell.
 
 
Esta última foto de 1903 pertenece a las caballerizas, en ese año ya convertidas también en garaje. Cuando mañana edite las fotos actuales podréis ver que preciosidad de caballerizas y de rampa de acceso que ideó Gaudí, ya que esta parte corresponde al semisótano de la casa.