.

.

martes, 31 de diciembre de 2013

¡FELIZ 2014!



¿Que mejor que acabar y dar comienzo el año Nuevo con una buena rumba catalana?
¡FELIZ SALIDA, ENTRADA Y RESTO DEL AÑO A TOD@S!
Gracias por vuestras visitas y participación.

domingo, 29 de diciembre de 2013

LA BARCELONA 'PIJA'

Hoy voy a recordar mi juventud, aquella juventud que estudió, se divirtió, creció y maduró por los alrededores del Turó Park, en aquella Barcelona de principios de los 70's.

En esa zona se concentraban la mayoría de bares, pubs, boîtes y locales juveniles de la llamada 'Barcelona pija'. Clásicos bares de tapas, como Peppermint y Casa Tejada, se convirtieron en el centro de reunión de mi generación y, según dicen, de la anterior.
'
Esa media generación anterior, a la que nosotros denominábamos 'Los Cuervos' fueron relegados rápidamente a un segundo término por unos críos que vestían polos Lacoste o Fred Perry, pantalones Levi's, mocasines Sebago y tapaban sus ojos con las consabidas Ray-Ban; y unas adolescentes con faldas Kilt por media pierna -pero auténticas escocesas y compradas en Gonzalo Comella-, Levi's, botas o Sebagos de Vigares, en Rambla Cataluña y, como no, las obligadas Ray-Ban.
 
Tras ese uniforme clásico y clasista adolescente vino el descubrimiento de la boutique Groc de Rambla Catalunya y cuando, Toni Miró, abrió la nueva tienda de Borí i Fontestá, todos nosotros íbamos de auténtico uniforme 'Groc-iano' mucho más moderno. Visto ahora, ¡que poca personalidad teníamos!...
.
Las tardes de aquella época daban comienzo en 'Peppermint', de ahí íbamos a 'Key' -los jovenzuelos- y a 'Baccará' -los más mayores- aunque a los pocos meses nos cansamos y "conquistamos" también la boïte de los 'mayores', que tenían 5 o 6 años más. ¡Todo un mundo!
Tras mover el esqueleto y gorrear uno o dos cubatas al camarero, volvíamos a juntarnos todos en la puerta de Casa Tejada y de ahí, a las 9 y cuarto a casa ya que en aquellos tiempos las 'niñas' teníamos que estar a las 9 y media 'Chez Papás', al menos yo.
.
Ese recorrido diario, ya que poco o mucho íbamos cada día, solo se vio alterado cuando abrieron Metamorfosis, 'el Meta' como lo llamábamos los habituales. Allí nos encontrábamos los procedentes de 'Pipper', de 'Tejada' y de 'Taita'. Estos últimos era la tribu más progre de la zona, o eso se creían ellos.
'El Meta' pronto se convirtió en el centro de todo el movimiento diurno y nocturno de la zona. Sus 660 metros cuadrados estaban día y noche a rebosar, y aunque asistiesen también famosos y famosillos, el 80% de los asistentes procedíamos de los bares y pubs de alrededor, nos conocíamos o nos teníamos vistos desde hacía tiempo y formábamos un fuerte nodo clasista donde los grupos de 'forasteros' no eran demasiado bien mirados y a los que intentábamos evitar.
 
Los domingos por la mañana, teníamos otro ritual: como en Casa Tejada no daba el sol, hacíamos hasta cola en el Bar Turó para coger mesa, ponernos nuestras Ray-Ban, sentarnos al sol, comernos una deliciosa y gorda tortilla de patatas 'a cuadritos' y ver y dejarnos ver. Que conste que a mi me gustaba más la de Pippermint, pero como lo 'prescrito por los cánones juveniles' era el Bar Turó...
De 1 a 2 del mediodía, los jóvenes ocupábamos las mesas y toda la acera desde el Turó Park hasta la mitad de Tenor Viñas donde está enclavada Casa Tejada, unos con su chato de 5 ptas en la mano y otros con su cañita cerveza. Los coches y motos siempre en doble fila.

En ese ambiente conocí al que, al cabo de unos años, fue mi marido; un día vino con su hermano que, por supuesto, era conocido de la zona aunque no formaba parte 'del grupo'. Así funcionaban entonces las cosas por la zona de el Turó Park.

El antiguo Bar Turó, ahora reformado, centro de los domingos al mediodía.

Key, se llamó más tarde 'Charlie Max', Meta se convirtió en 'Fibra Optica'. Apareció 'Don Chufo', que nunca gustó a mi generación, nacieron el '98 Octanos' en la calle Maestro Nicolau y el 'Mikono's' en la calle Sagués. La nueva media generación había aterrizado; nosotros, como 'los cuervos' nos batimos en retirada y, ya en pareja, pasamos a otros ambientes como los pubs ingleses muy de moda, o el 'Dry Martini', 'Up&Down', 'Mirablau' y similares. Los 80's se acercaban rápidamente y con ellos nuestra obligada 'madurez y seriedad'.


Nota: La connotación 'pija' siempre la he tomado de forma peyorativa y casi siempre atribuida a mi generación. Recordemos a Jordi Estadella y su programa en Radio Juventud -1970- en el que se choteaba de Tito B. Diagonal o de Tato Ganduxer, dos de sus 'pijos' y tontos personajes. 

La mayoría que corríamos entonces por aquella zona éramos clase media con algunos nuevos ricos y otros 'rics de mena', eso sí, todos con muchos pájaros y chorradas en la cabeza, como todos los jóvenes de todas las generaciones; puede que salvo la actual a la que la crisis y la mala gestión la hacen pisar más con los pies en la tierra.

sábado, 28 de diciembre de 2013

EL TURO PARK 2013

Para no movernos de la zona, voy a seguir en Sarriá-Sant Gervasi, concretamente en Galvany-Turó Park y en como está este parque en la actualidad.
Desconocía que en sus orígenes ocupase casi el doble de espacio que en la actualidad, aunque me lo imaginaba ya que de no ser así no se entendía como podían caber la pista de patinaje, el estanque con góndolas venecianas o la gran montaña rusa.
 
 
La entrada principal está situada en la avenida Pau Casals, pero hay tantas puertas como caminos para entrar: uno principal, en el centro, y a cada lado dos caminos perimetrales, todos ellos enmarcados por más de cincuenta encinas muy bien recortadas.
 
Los caminos perimetrales de la izquierda nos llevan hasta una gran área de juegos infantiles y, un poco más allá, hasta dos de los espacios más bonitos del parque: el estanque y la pradera. El estanque es ovalado, está rodeado de chopos y plátanos y cubierto de ninfas. Por encima se extiende, espléndido, una gran pradera presidida por tilos majestuosos.
 
Si giramos a la derecha encontraremos la plaza del Teatret, con un quiosco de bebidas para hacer una pausa refrescante y que nos recuerda al teatro al aire libre que durante muchos años estuvo activo en este parque. Con un toque romántico, por debajo del antiguo teatro existe un cobertizo de aire mediterráneo, presidido por un ciruelo de hojas rojas.
 
 
Dos filas con dieciséis magnolias enmarcan el parterre principal del jardín: el de Boulangrin, que constituye el legado más genuino del proyecto inicial del parque. En él se fusionan elementos árabes, como el riachuelo de agua que lo atraviesa, con elementos anglosajones propios del estilo del parterre. Alrededor encontramos bancos de piedra donde sentarse.
 
 
 
Las esculturas son también un importante elemento del Turó Park: la de Apel·les Fenosa dedicada a Pau Casals; la de Josep Calarà dedicada a Francesc Viñas; Un Oiseau de Jean Michel Folan y, en la pradera, La ben plantada, de Eloïsa Cerdan, una pieza de bronce que rinde homenaje al escritor Eugeni d'Ors. Presidiendo el eje de parterres de las magnolias, Biga de la Font de l'Aurora, de Joan Borrell i Nicolau, una estructura en bronce que representa una biga (carro tradicional) tirado por caballos con un parterre de rosales delante.

Escultura de Apel·les Fenosa dedicada a Pau Casals
 
Parte de la Font de l'Aurora, de Joan Borrell i Nicolau, situada en 1930 en los Jardinets de Gràcia.
 
En este espacio verde el arte también está presente de una forma literaria. Un recorrido poético nos permite visitarlo de mano de Federico García Lorca, Fernando Pessoa, Dylan Thomas, Sylvia Plath, Walt Whitman, Narcís Comadira, Salvador Espriu, Joan Vinyoli y Alfonsina Storni.

jueves, 26 de diciembre de 2013

PARQUE 'VILLA MONTMARTRE'

Pocos días después de abrir este blog -de eso ya han pasado 80 días-, mi amiga Cris me envió el recorte de la noticia de un antiguo periódico. "Tenemos que averiguar donde estaba eso", me dijo. 
No conocíamos el medio, ni la fecha de la publicación... sin un triste dato era muy difícil averiguar algo y Google nos remitía una y otra vez a Paris; era lo lógico. Tras mucho 'bucear', ella dio con un cuadro de Rossignol que hacía referencia a esos jardines, en base a ese dato llamó hasta al 010 pero ahí se clavó: ni el servicio de información del Ayuntamiento de Barcelona sabía nada de esos jardines. Yo ni siquiera di con el cuadro. Lógicamente, nos olvidamos del tema.
 
 1926- Nave del Cinema Galvany, delante y a los lados lo que restaba de los Jardines Montmartre. En el centro el Mercat del Galvany.
 
Hoy, mientras buscaba otra información, he dado con la web de "Barcelofilia", uno de los mejores blogs -si no el mejor- que existen sobre Barcelona y leyendo me he topado con el nombre de los Jardines Montmartre.  ¡Por fín! Y encima estaban enclavados en la misma manzana donde, bastantes años más tarde, guardaba mi coche y frente al mercado donde compraba los sábados.
 
Allí he podido leer que el empresario del espectáculo, Magí Tobella, en 1920 solicitó permiso al ayuntamiento para instalar un espacio lúdico frente al Mercado del Galvany.
Su proyecto era crear un espacio ajardinado con distintos pabellones para bailes, con restaurantes, bares y zonas de recreo destinadas al ocio de personas adultas. El espacio de estos jardines, como podéis ver en el plano, ocupaba la mitad de la manzana comprendida entre las calles Calaf, Amigó, Santaló y Rector Ubach.
 
 
 
El enorme éxito del que en aquellos años disfrutaba el Turó Park -que se extendía hasta la calle Calvet frente a Rector Ubach y Madrazo- le hizo pensar que un 'Turó Park pequeñito' podría ser un buen negocio y no dudó en utilizar ese nombre ya consagrado para sacar adelante su proyecto. No se equivocó
 
En los Jardines o Parque Montmartre se levantó la clásica glorieta para la orquesta y se rodeo de pabellones y carpas con distintas ofertas lúdicas. El 10 de Julio de 1920 se inauguraba el parque cuya entrada estaba situada en la esquina de Amigó-Calaf, donde años después se instaló el 'Quimper's' y ahora existe una gran charcutería selecta, pero eso sucedió muchos años después. Antes los jardines de Villa Montmartre pasarían por varias etapas...
 
Foto que me envió Cris y que nos volvió locas buscando información.
 
Un par de años después de su inauguración, los Jardines Montmartre evolucionaron hacia una oferta más mundana incorporando espectáculos de revista y cine, lo que supuso un cambio total para el espacio. En los jardines se levantó una gran nave central para las protecciones cinematográficas, lo que hizo que popularmente su nombre cambiase y se empezase a identificar con el 'Cinema Galvany' y olvidando el de 'Jardines o Parque Montmartre'. 
 
En 1925 cambió definitivamente su nombre y lo que quedaba de espacio ajardinado pasó llamarse 'Palais d'Eté', instalación que se alquilaba para bodas, celebraciones y verbenas. La etapa Montmartre se dio por acabada.
 

El cine Galvany que alternaba el cine y la revista se mantuvo abierto hasta 1944, fecha en que se traspasaron las instalaciones y se procedió a instalar el garaje Galvany; que bastantes años más tarde fue demolido para la construcción de viviendas, que reapareció en mitad de la manzana bajo uno de los bloques de pisos y era donde yo guardaba mi coche. Es decir que mi coche de finales de los 80 descansaba sobre los antiguos Jardines Montmartre. ¡Que cosas!

miércoles, 25 de diciembre de 2013

LA CASA DE LES PUNXES -I-

La Casa de les Punxes o Casa Terrades es un edificio diseñado por el arquitecto modernista Josep Puig i Cadafalch. Se encuentra situada en la avenida Diagonal de la ciudad de Barcelona, a la dreta del Eixample.
 
La casa se acabó de unificar, o construir, en 1905 por encargo de las hermanas Terrades que querían unir tres inmuebles de su propiedad para dedicarlos íntegramente al alquiler.
Puig i Cadafalch proyectó un edificio de aspecto medieval, con elementos que recuerdan a la arquitectura gótica europea.

Las hermanas Terrades poseían los tres inmuebles situados en el triángulo formado entre la avenida Diagonal, la calle Rosselló la calle Bruc. La reforma de los edificios posibilitó la unificación de los tres cuerpos en uno solo a través de una gran fachada de obra vista.
El resultado, en 1905, nació una construcción imponente que ocupa una manzana triangular de casas y que despunta como un gran castillo medieval con cinco torres, una en cada esquina de la construcción y otra mucho más alta,  tipo torreón, en la esquina de la Diagonal; todas ellas coronadas por sendas agujas de forma cónica acabada en punta. Precisamente esa cubierta cónica de las torres da el nombre popular a la casa, que todo el mundo conoce como la “Casa de les Punxes”.
 
1905 - Recién construida.
Al fondo se puede ver el depósito de aguas -“Fènix d’Aigües Potables”-, aún existente en el interior del patio de manzana, de Diagonal/Paseo Sant Joan.
El monumento a Mossen Cinto Verdaguer, aún no había sido erigido.
 
1906
 
1910
 
1923
 
1980
 
2013
 
El ladrillo de la fachada se combina con el trabajo de hierro forjado de los balcones, obra de Manuel Ballarín, con relieves esculpidos de referencia neogótica en los que trabajó Alfons Juyol, y en las vidrieras de colores de Eduard Amigó.

Al ser una propiedad privada, el interior de la casa no se puede visitar, pero su sola contemplación exterior fascina a todos los que se acercan a verla.

LA CASA DE LES PUNXES -II-

Los paneles de cerámica que presiden la fachada son referencias a símbolos patrióticos de Catalunya. El gran plafón que corona el edificio representa un reloj de sol con una imagen de Sant Jordi con la inscripción "Sant Patró de Catalunya  torneu-nos la llibertat" (Santo Patrón de Cataluña, devuélvenos la libertad)  y otros elementos patrióticos y religiosos.  Un ejemplo del nacionalismo que impregna a menudo el modernismo catalán.
 
En 1976, como tantas otras obras modernistas, fue declarada Monumento Histórico Nacional. En 1980 se realizó una reforma completa del edificio  y en 2004 de vendió por 25 millones de euros. Como ya he mencionado antes, al ser de propiedad privada, el interior de la casa no puede ser visitado, aunque el pasado verano se abrió la azotea para que los turistas visitasen el hall, las escaleras y la mencionada azotea.
 
Espero que los fotos siguientes os puedan dar una idea de como es en su interior.
 
Tribunas y la torre esquinera, la más alta de las cinco.
 
Portería y escalera de acceso
 
Escalera a la torre más alta.
 
Azotea
 
Gozne puerta entrada a las viviendas
 
2013
 
Mi madre recuerda que de pequeña, cada vez que pasaba por delante, y como vivía muy cerca era muy a menudo, me lo quedaba mirando y lo llamaba 'el castillo de la princesa'; además, decía que cuando me casase yo viviría allí. Cosas de niñas... Allí no vivió nunca una princesa y cuando me casé -con el que resultó no ser mi príncipe azul- opté por la zona del Turó Parc donde residía toda mi familia 'política' y por donde me había movido durante mi adolescencia y juventud.
Familia política... ¡que anticuada pero exacta definición!

lunes, 23 de diciembre de 2013

"MÉS CONEGUT QUE LA MONYOS"

Esperando ansiosamente que algún día este blog sea "més conegut que la Monyos", voy a explicaros quién fue este personaje tan peculiar del Siglo IXX, cuyo apodo ha llegado hasta nuestros días. ¡La famosa Monyos!
 
Dolors Bonella i Alcázar, nació en 1851, en Barcelona, y fue un personaje pintoresco de la Barcelona de aquel siglo y de la mitad del siguiente. Dicen que era vecina de la desaparecida calle de la Cadena (la actual Rambla del Raval), llevaba un vida humilde como sirvienta y costurera hasta que un mal día, su hija adolescente falleció atropellada y el dolor que sintió por la terrible pérdida le hizo perder la cabeza.
 
A partir de ese momento, iba siempre vestida con batas y vestidos chillones, con los mofletes repintados como una pepona y los pelos recogidos en un moño adornado con lazos, pasadores y flores que le regalaban las floristas de las Ramblas.
Según cuentan iba siempre cantando y bailando por las calles del barrio Chino y Las Ramblas, mientras sacudía de forma nerviosa y sin descanso su abanico.
Muchas veces pedía limosna, pero lo hacía con suma elegancia y delicadeza “Senyoret/a, vol que li canti una cançó o li reciti un verset?”, esa era su forma de pedir ayuda. Durante muchos años fue el constante foco de atención de chicos y grandes, en los años veinte se le dedicaron versos, canciones y hasta una comedia.
 
 
Finalmente, un día de septiembre de 1940, entró en la Casa de la Caridad para abandonar este mundo, dejando, eso sí, una marca imborrable en la memoria de quienes la conocieron y en la historia 'canallesca' de esta ciudad.
 
**************
Y EN ESTAS FECHAS,
 
video
 

domingo, 22 de diciembre de 2013

PICASSO Y BARCELONA

Pablo Picasso llegó a Barcelona en 1895, cuando era un adolescente de 14 años. La familia Ruiz-Picasso se instaló en la Barcelona antigua, entonces el centro más vivo de la ciudad. El joven aprendiz de artista se matriculó en la Escuela de Bellas Artes de la Llotja, donde su padre trabajaba con profesor.
.
En aquellos años, Barcelona despuntaba del resto de las ciudades españolas. El impulso industrial había creado riqueza. Era un lugar lleno de oportunidades y un centro de ideas avanzadas. El joven, ávido de nuevas experiencias, se integró muy pronto en los círculos culturales y artísticos de vanguardia y empezó a frecuentar la taberna Els Quatre Gats, centro neurálgico del momento, donde realizó sus dos primeras exposiciones. La integración de Picasso en estos círculos artísticos le abrieron las puertas de la modernidad. Es la Barcelona del cambio de siglo, el momento de la consolidación de la Barcelona moderna y Picasso estaba aquí.

En el año 1901, Picasso empezó a pasar algunas temporadas en París, su obra exhalaba el espíritu de la vanguardia barcelonesa y fue muy bien acogida en la capital francesa. Durante ese año, y hasta 1904, creó su primer estilo personal: la época azul, en la que trabajaba a caballo entre Barcelona y París. En abril de 1904, se trasladó definitivamente a Francia, aunque cada año regresaba a esta ciudad para visitar a sus amigos.
Hasta la guerra civil, Picasso siguió manteniendo esa costumbre pero, tras la victoria de Franco, Picasso juró -como otros muchos artistas- que no volvería a España hasta que no volviesen la libertad y la democracia.

Es durante la guerra civil cuando Picasso pinta el mural "Guernica", cuadro que llegará convertirse en símbolo de la paz y en una constante fuente de escarnio y vergüenza para el régimen franquista en la esfera internacional.
Ese cuadro y ese enfrentamiento hizo que España diese la espalda a su más insigne artista moderno durante más de dos décadas. Cuando falleció, en 1973, España seguía siendo una dictadura.


Pese a vivir en Paris, fue en esta ciudad donde comenzó a convertirse en un artista célebre y fue en Barcelona donde conoció a algunos de sus mejores amigos. Eso no lo olvidó nunca y, debido a ello, siempre quiso dejarnos algo como legado y agradecimiento.

He aquí la principal razón de la ubicación de su museo en esta ciudad.
 
El Museo Picasso abrió sus puertas en 1963 -este año ha cumplido su 50 aniversario-  y fue posible gracias a Jaume Sabartés, el mejor amigo de Picasso.
Sabartés tambien era un artista, pero fue más conocido por ser su ayudante.
 
La idea de crear el Museo Picasso de Barcelona había empezado a madurarse en 1960, pero Picasso era “persona non grata” para Franco. De hecho, el museo abrió sus puertas como colección Sabartés.
Las primeras obras que se mostraron realmente pertenecían a la colección de Jaume Sabartés  pero rápidamente se añadieron las obras de Picasso del Museo de Arte Moderno. Además artistas como Salvador Dalí empezaron a realizar donaciones motivados por la admiración hacia ese gran pintor. Todos ellos quisieron formar parte del proyecto.

Jaume Sabartés murió en 1968 y Picasso donó 'La suite de Las Meninas' en homenaje a su amigo y compañero. Esta suite es una de las obras más importantes del museo.
 
La estructura sobre la que está afincado el Museo Picasso, en los números 15-23 de la estrecha calle de Montcada,  está formada por 5 palacetes: Palau Aguilar, Palau Meca, Palau Baró de Castellet, Palau Finestres y Casa Mauri, todos ellos de estilo gótico civil catalán. (Primera foto a la izquierda, el Palau Aguilar futura sede del museo)
 
Actualmente este museo contiene más de 3.800 obras de pintor Pablo Picasso, la mayor parte de su obra desde que comenzó como aprendiz de pintor hasta sus ultimas creaciones. Aunque el Guernica esté en Madrid, el Museo de Barcelona se puede considerar el museo más importante de España en lo que se refiere a las obras de Pablo Picasso.
En las colecciones del museo están profundamente representados los periodos que marcan los momentos álgidos en los que Picasso se relacionó con la ciudad, de manera exhaustiva hasta su reconocida y famosa época azul.
 
El Museo Picasso ocupa el séptimo puesto de los lugares más visitados de la ciudad.

sábado, 21 de diciembre de 2013

LA TORRE AGBAR

La Torre Agbar (acrónimo de Aguas de Barcelona) es un rascacielos de Barcelona ubicado en la confluencia de la avenida Diagonal y la calle Badajoz, junto a la plaza de las Glorias y marca la puerta de entrada al distrito tecnológico de Barcelona conocido como "22@".
 
El edificio tiene 34 plantas de altura, además de cuatro plantas subterráneas de parking, y un total de 145 metros de altura; está dotada de una iluminación nocturna con más de 4.500 dispositivos luminosos que pueden funcionar de forma independiente utilizando tecnología LED lo que permite crear imágenes luminosas de hasta 16 millones de colores en toda la fachada y 60.000 de las lamas de esa misma fachada poseen placas fotovoltaicas acumuladoras de energía solar que abastecen sobradamente las necesidades de la Torre, debido a ello también se la conoce como la 'torre verde'.
 
La torre fue diseñada por el arquitecto Jean Nouvel, su construcción dio comienzo a mediados de 1999 y duró hasta principios de 2005 en que se dio por finalizada la obra.
 
En Junio de ese mismo año fue inaugurada y se convirtió en el tercer edificio más alto de la capital catalana, sólo superado por el Hotel Arts y la Torre Mapfre (ambos con 154 metros de altura).
 
Lo más llamativo de la Torre, además de su diseño -en un principio, criticado por muchos barceloneses-, es su superficie exterior cubierta completamente de chapas de aluminio chapado de distintos colores y vidrio, con distintos grados de opacidad e inclinación lo que altera el aspecto cromático del edificio según el momento del día y las estaciones.
 
Parte superior del interior de la cúpula
 
Interior de la torre
 
El edificio posee en total 50.693 metros cuadrados de superficie, de los que 30.000 son de oficinas, 3.210 de instalaciones técnicas, 8.132 de servicios, incluyendo un auditorio, y 9.132 plazas de aparcamiento.
La Torre Agbar tuvo un coste de 130 millones de euros.
 
El pasado 16 de noviembre de 2013 se dio a conocer que el rascacielos había sido adquirido por la cadena hotelera estadounidense Hyatt. Durante el próximo año se procederá a la remodelación correspondiente y en 2015  pasará a convertirse en un nuevo hotel de lujo. La compra-venta se cerró en 160 millones de euros.
 
Navidad 2012
 
2013