.

.

martes, 11 de marzo de 2014

CASAS PASCUAL I PONS

Este edificio que forma parte de la ruta del modernismo barcelonés está ubicada en los primeros números del Paseo de gràcia y ocupa la manzana comprendida entre la Ronda Sant Pere y la calle Caspe, en el distrito de la Dreta del Eixample.

Fue construido en 1890-1891 y eran dos edificios destinados a las familias de Sebastià Pascual y de Alexandre Pons, con un diseño de composición unitaria y homogénea. La obra pertenece a Enric Sagnier i Villavecchia, uno de los arquitectos más prolíficos del Modernismo catalán.

1894
1918

El principal interés del edificio está en su interior, donde destacan unas cristaleras emplomadas que representan personajes medievales,  que son visibles desde el exterior; la escalera con ornamentos escultóricos y lámparas de hierro y vidrio, junto unas nobles chimeneas de madera situadas en la planta noble. Como en otros muchos casos, ese primer piso era destinado a la familia propietaria, que accedía a su vivienda por una entrada exclusiva denominada 'de honor' y el resto de viviendas estaban destinadas al alquiler.

1970 - Fachada esquina calle Caspe

2012 - Fachada Paseo de Gràcia - Ronda Sant Pere

Las esquinas, de excepcional situación geográfica de Barcelona, Ronda de San Pedro y calle Caspe, se articulan con dos torres, una semicircular y la otra poligonal, de cubiertas puntiagudas y pináculos en la cornisa. Los elementos ornamentales, tanto en las ventanas como la barandilla de piedra del piso principal, están extraídos todos ellos del repertorio gótico convencional.


Vestíbulo "de honor"


Chimenea de la planta noble

Vidrieras


El conjunto fue restaurado en 1984 y desde entonces es la sede de Catalana Occidente.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es la casa matriz de mi familia, los Pons. Mi abuelo vivió allí mientras estudiaba la carrera de Farmacia (1916-20) y mi padre en los años 50 tras finalizar Químicas en Madrid.La foto de 1918 me muestra lo que veía mi abuelo todos los días;muchas gracias por el post.

Manel dijo...

Cierto, en 1984 hubo una segunda restauración interior por parte de la entidad Catalana/Occidente, propeitaria del edificio muchos años antes de 1984.