.

.

domingo, 9 de marzo de 2014

CTRA. SANTS-CREU CUBERTA 1890-1925

La calle o carretera de Sants es uno de los principales ejes del barrio de Sants de Barcelona. El barrio y antiguo municipio de Sants, debe su nombre a la iglesia de Santa María de Sants. 
Esta larga calle va desde el término municipal de Esplugues hasta la Plaza España.

Sants es el núcleo de población más importante, más extenso y antiguo del distrito que le da nombre que tuvo sus orígenes al empezar a instalarse a lo largo del antiguo camino real. 

La construcción de la carretera nueva, a finales del siglo XVIII, aumentó su ritmo económico y de construcción. Un siglo más tarde, Cerdà aprovecharía la orientación este-oeste de esta carretera como apoyo para uno de los grandes ejes estructuradores de su proyecto de Eixample, el Paral·lel.

El gran avance de Sants se produjo a finales de la primera mitad del siglo XIX, cuando se instalaron los grandes vapores, se construyó la línea ferroviaria, y la carretera de Sants pasó a alojar muchos establecimientos comerciales que huían de los impuestos de Barcelona. 
Pronto el viejo núcleo rural se convirtió en un suburbio industrial que gozó durante cincuenta años de autonomía municipal, hasta que fue anexado a Barcelona en 1897 junto con el resto de municipios del plan. A pesar de la anexión, el barrio conservó buena parte de sus características de núcleo obrero. Al mismo tiempo, la actividad comercial de la carretera aumentó hasta convertirse en la calle mayor.

1890

1900

1903 - La España Industrial.

1906

1916

1925

Tras ser designada oficialmente calle comercial en 1999, es considerada a menudo la mayor calle comercial de Europa, teniendo en cuenta también la calle de la Creu Coberta, que es la continuación de la misma.

El carrer de Sants y la calle Creu Cuberta, son sin duda la arteria principal del barrio y un centro comercial de una intensidad que pocas otras calles de la ciudad igualan. Es un eje comercial activo, dinámico y solvente. Cuatro kilómetros seguidos de comercio, a ambos lados de la calle, con más de trescientas tiendas y establecimientos de servicios. El Carrer de Sants-Creu Cuberta, es sin duda, la calle comercial más larga de Europa.