.

.

martes, 1 de abril de 2014

FIRA DE BELLCAIRE - "ENCANTS VELLS"

Los Encantes Viejos -oficialmente denominados "La Fira de Bellcaire"- son el espacio comercial al aire libre más antiguo de Barcelona y de Catalunya.
Este mercado de muebles, cuadros, accesorios y ropa de segunda mano es, también, uno de los mercados de ocasión más antiguos de Europa. Algunas referencias sobre el mismo datan del Siglo XIV. (Abajo foto de 1920)

Este mercado está ubicado al norte de la Plaza de Les Glòries, a caballo entre los distritos de L'Eixample Dret y de El Clot-Sant Martí, y tiene una superficie de 15.000 m². 
En ese espacio, un montón de comerciantes venden todo tipo de mercancías desde antigüedades, artículos de segunda mano, ropas, electrodomésticos, artesanías, decoración, libros, juguetes, herramientas y hasta joyas, a un precio inmejorable. Su principal característica es el desorden y el caos que reina en él, junto con la subasta -de 7 a 9 de la mañana- y el constante regateo, los lunes, miércoles, viernes y sábado, entre vendedores y compradores.

1932

1946

Su historia se remonta al siglo XIV, cuando existían los Encants y el mercado de Bellcaire de forma independiente. Era una época en que abundaban las pestes, que causaban estragos en la población y con el objeto de evitar que las enfermedades se propagaran, se ordenaba la quema de los muebles y ropas de los difuntos. A pesar de ello, muchos de estos objetos iban a parar a manos de traperos que los vendían a extranjeros fuera de las murallas de la ciudad. Los vendían “en cantes”, es decir, gritando a viva voz el precio de las mercancías (origen del nombre “encantes”)

Al mismo tiempo existía el mercado de Bellcaire, nombre que viene de su ubicación en la zona de Bellcaire, donde hoy está el Palacio de Justicia, en el Paseo de Lluís Companys. En esta feria los traperos ambulantes vendían los domingos por la mañana los objetos que habían comprado o recogido durante la semana.

Hacia 1800 fueron semi unidos y ubicados, tres días a las semana, en la Plaça Sant Jaume -en los límites del barrio judío de la ciudad y zona marginal en aquel tiempo- y solo allí se podían llevar a cabo este tipo de transacciones comerciales. Posteriormente, en 1850, se urbanizó la zona, y los Encantes -ya unidos- fueron trasladados a otro lugar “apartado”, en este caso junto a la Lonja, en la calle Consulat de Mar.

Con la ampliación y transformación del frente marítimo y el puerto para la Exposición Universal de 1888, el ayuntamiento decidió de nuevo trasladar estos mercados a una zona de l’Eixample: en los alrededores del Mercado de Sant Antoni.

Pero ahí no acabó la cosa, en el año 1928, con motivo de una nueva Exposición Universal, el Ayuntamiento decidió trasladar los "Encants Vells" a su actual ubicación al lado de la Plaza de Les Glòries, debido a que la zona de Sant Antoni era un lugar de comunicación entre el centro de la ciudad y el recinto de la Expo de Montjuic.

1970

1982

1996

Queda claro que el Ayuntamiento de esta ciudad siempre han intentado lavar la imagen de la zona donde se ubicaban, ya que la actividad que se llevaba a cabo en el Mercado de Encants-Bellcaire era degradante para su entorno.

Actualmente están ubicados en el mismo lugar de su último traslado, pero debajo de un edificio de diseño y con el suelo asfaltado. El caos persiste, los trastos también, pero bajo un bonito y moderno envoltorio.

2013