.

.

martes, 29 de abril de 2014

JOYERÍA " EL REGULADOR"



"El Regulador" era y es un palacete en el que, en su planta baja, estaba instalada una antigua y famosa joyería y relojería, justo en el nº 37 de Las Ramblas de Barcelona, haciendo esquina con la calle Carmen. Fue construido en 1850 por Josep Fonserré i Domènech bajo el proyecto del arquitecto Josep Borí.

El edificio es un claro exponente de la arquitectura clasicista  romántica, y destaca por su fachada dividida en tres tramos. Los bajos, con portales de punto redondo y el paramento de chapado de piedra.

En el primer y segundo piso aparecen unas pilastras jónicas que contrastan con el estuco rosado, y los dos niveles superiores, están separados por una destacada cornisa. Sobre la cornisa se sustentan las cuatro peanas de varios grupos escultóricos de terracota que representan a niños jugando. Un poco más arriba se encuentran unos medallones con rostros que miran hacia las Ramblas.

1890

1912

Dicen que el edificio "El Regulador" debe su nombre a uno de los instrumentos más utilizados por los vecinos de la zona: la báscula del Regulador, que fue instalada en los años 40 para que cualquier vecino que lo desease pudiese pesarse; lo que demuestra que eso es otra de las leyendas y bulos que circulan es que antes de poner la báscula la joyería ya se llamaba así y en las fotos de la época queda demostrado. 
(Foto de la derecha de los años 60).

Años más tarde la joyería Bagués-Masriera se quedó con el edificio y desde el año 2010, esta joya de Las Ramblas, se convirtió en un nuevo hotel de 5 estrellas compuesto por 31 habitaciones de gran lujo, business center, piscina, solarium, sauna-spa junto con un museo de alta joyería y un restaurante de comida de mercado, de estilo francés y mediterránea. Todo en el mismo edificio.

El palacete se ha salvado, el hotel ha respetado algo, o mucho, de su base original pero, para mi, nunca será lo que fue a principios del siglo pasado.