.

.

domingo, 11 de mayo de 2014

LA FIRA DE SANT PONÇ

Hoy se celebra la Fira de Sant Ponç. 
La leyenda o tradición popular cuenta que, un curandero galo -Pontius- huyendo de sus perseguidores llegó a Barcelona en el S.III y, al ver tanta gente enferma entre la población, se puso a preparar pociones con las hierbas medicinales que conocía muy bien y alivió los dolores de muchos enfermos. Esto le hizo ganar el respeto y la admiración de los barceloneses que a partir de ese momento comenzaron a celebrar una feria de hierbas en su honor. Sant Ponç se convirtió así en patrón de los herboristas y apicultores, y en un día como hoy, 11 de mayo, tienen lugar en Cataluña diferentes ferias donde se vende miel, hierbas medicinales y aromáticas y frutas confitadas.
(Foto calle Hospital el 11 de Mayo de 1900).

La misma leyenda dice que si se limpia bien la casa el día de Sant Ponç se alejan los parásitos y las chinches para todo el año. Antiguamente era una costumbre bastante arraigada poner un paquete de hierbas bendecidas (ramitas de romero o cuatro rosas llamadas "rosas de Sant Ponç") debajo de la cama con la convicción de que tenía un alto poder curativo.

1910 - Bendición de las paradas.

1935

1946

1953

1960

La más conocida de las ferias de Sant Ponç que se celebran por toda Catalunya es la que se da cita en la calle Hospital de Barcelona, al borde de la antigua capilla de San Miguel. En ella, los herbolarios ofrecen diferentes productos naturales vinculados a la mejora de la salud: hierbas medicinales y aromáticas y flores y productos del campo, como miel, arrope, quesos, confitería tradicional, mermelada y fruta en almíbar o escarcha.

Los primeros datos documentados sobre esta feria se remiten al siglo XVI, cuando ya era tradición, aunque solo en Barcelona, hacer una vez al año una feria de hierbas ante la iglesia de San Miguel (Barcelona), cerca del Ayuntamiento de la ciudad.

Algunos cronistas creen que estas ferias tienen su origen en la Cataluña romana, en las ofrendas que los paganos hacían en honor a Flora, la diosa romana de la vegetación.

Durante los últimos años, además de muchos pueblos, otros distritos de la capital catalana se han sumado a la tradición y proliferan ferias similares en barrios como Sants, Sarrià-Sant Gervasi (en la plaza Mañé y Flaquer y la plaza Mayor de Sarrià) y en la calle de Blas del Poble Sec.