.

.

martes, 6 de mayo de 2014

LLEGA LA COCA-COLA

No sabía yo que la famosa "Coca-Cola" llegó a este país a través de Barcelona y de la mano de la fábrica "Espumosos El Rayo", que fue la primera empresa en embotellar y comercializar tan estupenda bebida o brebaje.

En 1924, Francisco Duffo Foix abrió su fábrica en la calle Balmes 71, entre Aragón y Valencia, para comercializar diferentes clases de sifones y gaseosas, que estaban muy de moda en la época. Dos años más tarde, en uno de sus viajes a Paris, contactó con el Coronel Horsey, representante de Coca-Cola Europa y conseguió los derechos de la "Coca-Cola" para su comercialización  en España.

Duffo recibía directamente desde Baltimore (EE.UU) el concentrado mágico y secreto, que era una mezcla de remolacha, agua y "algo más", por el que pagaba 13 dólares  por cada barril de dos galones. El verano de 1928, con gran despliegue publicitario, se lanzó al mercado la nueva bebida norteamericana junto con una amplia gama de refrescos hechos a base de zumo de frutas, tónicas, ginger-ale y otras bebidas carbónicas.

A la izquierda, uno de los primeros anuncios que aparecieron publicados en la prensa para el lanzamiento de la "Coca-Cola" en España. 

1928

Ante el éxito alcanzado, en 1933, la compañía "Coca-Cola" trajo su propìa maquimaria, se instaló en la calle Aragón y retiró la licencia para embotellar su producto. "Espumosos El Rayo" se limitó a la distribución nacional hasta 1936. Al estallar la Guerra Civil, la compañía norteamericana abandonó Barcelona y España.

Anuncio publicado en "La Vanguardia" en agosto de 1932.

Tras la guerra, en 1948, Francisco Duffo fundó la famosa marca de gaseosas "La Casera" y se olvidó de la "Coca-Cola". Esta última volvió a comercializarse en España hasta la década de los 50.

En 1951, Francisco Daurella recogió 'La chispa de toda la vida', contrató ingenieros franceses que diseñaron una fábrica ultramoderna en la calle Almogávares de Barcelona, instaló máquinas capaces de embotellar 2.000 envases por hora y cinco camiones Renault de color amarillo se dispusieron para dar comienzo a la distribución de tan preciado líquido.

Ese mismo año de 1953, en que renacía o volvía la "Coca-Cola" a Barcelona y a España, desaparecían las cartillas de racionamiento franquistas -que habían durado 14 largos años y ya habían hecho multimillonarios a muchos del régimen- y Luis García Berlanga estrenaba 'Bienvenido, Mr. Marshall'.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Greate article. Keep posting such kind of info on your blog. Im really impressed by your blog. Hey there, You have done an excellent job.

Irónico dijo...

Me encantan esas puñaladas recordatorias que metes de vez en cuando, esta vez nos recuerdas "que habían durado 14 largos años y ya habían hecho multimillonarios a muchos del régimen".
Y eso que el post es sobre la Coca-Cola.