.

.

domingo, 1 de junio de 2014

CONSERVATORIO MUNICIPAL DE MÚSICA

La Escuela Municipal de Música de Barcelona fue creada el 2 de marzo de 1886 por el Ayuntamiento de Barcelona. 

Una iniciativa que se impulsó para organizar la formación musical pública en la ciudad de manera estructurada y rigurosa, en clara sintonía con la tendencia evolutiva que se estaba implantando en diferentes ciudades de Europa. 
Ese 2 de marzo de 1886, el Consistorio creó la Banda-Orquesta Municipal de Música de Barcelona y con ella la Escuela Municipal.

La Escuela se ubicó inicialmente en la calle Lledó, su primer director fue Josep Rodoreda y, 10 años más tarde, ante la necesidad de disponer de más espacio, se trasladó a un edificio más grande situado en el Parque de la Ciutadella, concretamente, en el Castillo de los Tres Dragones (nombre popular del edificio modernista que durante la Exposición Universal de 1888 fue café-restaurante). 
Tras la dirección de Josep Rodoreda, fue director el maestro Antoni Nicolau quien desarrolló su labor durante 34 años y, entre otras cosas, inició la renovación de la pedagogía musical y la organización profesionalizada en la gestión del centro.

1928 - Concierto de inauguración.

El 10 de junio del 1928, la escuela se estableció de manera definitiva a la actual sede de la calle Bruc, 110-112, esquina a la calle Valencia y en la Dreta de l'Eixample. 
El edificio es obra del arquitecto municipal Antoni de Falguera, alumno de Puig i Cadafalch; de él destaca su tamaño -ocupa la cuarta parte de la manzana-  y su aspecto de palacio gótico. Las dos torres, al lado de la puerta de entrada,  le dan un aspecto netamente modernista, algo que pretendió el arquitecto Antoní de Falguera, como reconocimiento a su maestro y mentor. 

En 1944, mediante un decreto del gobierno central, esta escuela municipal de música de Barcelona se reconvirtió en el Conservatorio Superior Municipal de Música de Barcelona, ​​según informó el "Boletín Oficial del Estado" en fecha 18 de febrero de ese mismo año.


Hasta el año 2000 este centro fue el único centro público de Cataluña que impartía enseñanzas musicales de grado superior. A partir de ese año, el Conservatorio dejó de impartir estudios de grado superior, para ofrecer cursos sólo hasta grado profesional. 
El 15 de septiembre de 2004, se cambió el nombre de forma definitiva y desde ese año es el Conservatorio Municipal de Música de Barcelona.