.

.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

CAN NEGRE


Josep Maria Jujol i Gibert, arquitecto modernista nacido en Tarragona, fue estrecho colaborador de Antonio Gaudí y creador de una obra arquitectónica de marcado carácter personal. 

Las características de sus obras son la gran sensibilidad que muestra por las formas de la naturaleza, su interés por el detalle artesanal y la reutilización creativa de materiales viejos o de desecho, que lleva a su máxima expresión con una técnica a la que se le ha denominado "trencadís", utilizada por Gaudí y otros arquitectos modernistas.

Una de sus obras representativas es Can Negre, una masía o casa sita en la plaza Catalunya de Sant Joan Despí, a escasos kms. de Barcelona. (Foto de 1918-1920)

La antigua masía Can Negre fue construída a finales del siglo XIX y reconstruída por este arquitecto entre 1915 y 1920 por engardo de su propietario el abogado y rico hacendado Pere Negre i Jover, que deseaba dignificarla y convertirla en una residencia modernista donde pasar el verano.
Jujol aplicó a ello su enorme imaginación para crear un diseño muy especial de la fachada y unos ricos interiores que recuerdan el estilo barroco.

1936

Los elementos más peculiares de la casa son el conjunto de la fachada, su coronamiento ondulante y sobre todo la tribuna central que recuerda un carruaje.
El interior muestra una preciosa escalera octogonal coronada por un plafón decorado con dibujos en blanco y azul.
Otras interesantes dependencias son la capilla con una impresionante decoración en colores azul, blanco, rojo y dorado y hierro forjado;  además del comedor, la galería y la sala principal.

Fachada.

Paredes salón principal.

Techo que corona la escalera octogonal.

Techo de la capilla.

Interior de la tribuna que asemeja un carruaje.

Banco gaudiniano del patio hecho de "trencadís".

Actualmente Can Negre es propiedad del Ayuntamiento de Sant Joan Despí, está dedicada a la celebración de actos culturales y se puede visitar con toda normalidad. Vale la pena hacerlo.