.

.

domingo, 21 de septiembre de 2014

HA ARRIBAT LA MERCÈ!


La leyenda nos cuenta que la noche del 24 de septiembre de 1218, la Virgen se apareció simultáneamente al rey Jaume I, a San Pedro Nolasco y a San Ramón de Penyafort y a los tres les pidió que creasen una orden de monjes dedicados a salvar cristianos encarcelados por los sarracenos. La petición era comprensible ya que corrían tiempos de guerra religiosa.

Siglos más tarde, exactamente en 1687, Barcelona sufrió una terrible plaga de langostas y se podió ayuda a la Virgen de la Mercè. Acabada la plaga, el Consejo de la Ciudad la nombró patrona de Barcelona.

Actualmente las actividades más tradicionales de La Mercè son un compendio de la cultura popular de toda Cataluña. En ellas aparecen la sardana gerundense, los castellers y los diablos del Camp de Tarragona, tradiciones que, hoy, se mantienen vivas por toda la geografía catalana. A eso hay que unirle la gran especialidad barcelonesa: los pasacalles que se tratan de los espectáculos de calle más antiguos que conservamos. 
Hoy, como ayer, la organización de los pasacalles cuenta con grupos de cultura popular que trabajan codo a codo con artistas de calle. Su trabajo conjunto sirve para mantener vigente la vocación festiva y teatral con la que nacieron estas celebraciones.


Este año hay programadas más de 500 actividades que se celebrarán hasta el 24 de Septiembre y dieron comienzo el pasado viernes.