.

.

lunes, 27 de octubre de 2014

EL REAL CLUB DE POLO

En los ambientes más pudientes e influyentes de esta ciudad si eres miembro del Real Club de Polo o del Club del golf El Prat ya tienes el 99 por cierto de la aceptación social ganada; sobre todo si eres del primero. "Ser del Polo" es sinónimo de clase y poder económico, aunque muchas veces quede todo en mera y triste apariencia.

El Real Club de Polo es uno de los clubs deportivos históricos y con más "pedigree" de Barcelona donde se practica el polo, la equitación, el hockey sobre hierba y el "hacerse ver". 

El Real Club de Polo de Barcelona nació el año 1897 gracias a la iniciativa de un grupo de jugadores de polo, encabezados por Enrique Ibarrola. El objetivo de la sociedad era fomentar este juego y ampliar la afición al deporte hípico.

1918

Durante sus primeros años, las actividades del club se desarrollaron en el desaparecido Hipódromo de Can Tunis y cinco años después -en 1902-, la Plaza de Armas del Parque de la Ciudadela acogía el primer Concurso Hípico de Barcelona.

Debido a la creación del puerto franco el “Real Polo Club de Barcelona” tuvo que trasladarse a los terrenos de Sarriá, conocidos como “Can Rabia”, donde se fusionó con el “Barcelona Jockey Club”. 

El año 1932, debido a la necesidad de ampliar sus instalaciones, el club llevó a cabo su último traslado a unos terrenos sitos en la parte más alta de la Diagonal; una zona -ahora privilegiada- donde se mantiene enclavado y desde donde sigue fomentando el deporte hípico y, como no, las relaciones sociales.


1950 - Ampliación del lado de la avinguda de Chile.

En la actualidad.