.

.

miércoles, 1 de octubre de 2014

LA PLAÇA REIAL 1885-1950

La Plaça Reial de Barcelona es una plaza pública de forma trapezoidal que colinda con La Rambla y está situada en el Barrio Gótico de la Ciudad. 

La Plaça Reial empezó a construirse en el año 1835 con el objetivo de renovar el convento de Santa Madrona. Fue bautizada con este nombre por el rey de la época: Fernando VII, para así ensalzar la monarquía; como siempre...

El arquitecto encargado del proyecto fue Francesc Daniel Molina i Casamajó, quien la diseñó y construyó, en un estilo neoclasicista, sobre una parte destruida de la ciudad. 

Esta plaza tiene la particularidad de que su estilo clásico se altera, cambiando mínimamente los espacios entre las pilastras de los pórticos, para dar la impresión de que la plaza es cuadrangular. El arquitecto también tuvo la sutileza de permitir la creación de pasajes para conectar las calles medievales que habían quedado cortadas por la plaza.

1893

1900-1905

1915

La Plaça Reial es la única plaza con pórticos de toda Barcelona y está rodeada por palmeras. Otros elementos característicos de la plaza son: la fuente central llamada de “Las tres Gràcies” y las originales farolas, con sus cascos con dragones y alas, obra de Antoni Gaudí.

1930

1940

1950

La emblemática Plaça Reial se ha convertido en visita obligada del Barrio Gótico de Barcelona, no tan sólo por su curiosidad e interés cultural, si no también por la gran oferta en gastronomía y ocio que atrae a miles de personas tanto de dentro como de fuera de la ciudad.

En la actualidad.